lunes, 21 de abril de 2014

VIGILIA PASCUAL EN NUESTRA PARROQUIA



¡El Amor es más fuerte que la muerte  ¡
 Por este motivo la Iglesia nos convoca  cada año para celebrar la Vigilia Pascual.
En esta Noche Santa  fuimos  Testigos del hecho más importante para nosotros: La Resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Celebramos el paso de la oscuridad a la luz, del pecado a la gracia, de la muerte a la vida.
Presentamos al Señor nuestras debilidades, nuestros miedos,  nuestras tristezas, nuestras inseguridades  para que Él las transforme en fortaleza, valentía, alegría y esperanza en Jesús .
Dimos gracias al Señor por nuestro párroco D. Mariano, por  los 22  años de sacerdocio que hoy cumple al  servicio de la Iglesia en su ministerio
En la liturgia de esta noche  distinguimos  cuatro partes claramente definidas:
·         La liturgia de la Luz
·         La liturgia de la Palabra
·         La Liturgia Bautismal
·         La Liturgia Eucarística
1.     RITO DE LA LUZ
Comenzamos  el rito de la luz en el patio de El Salvador  con la bendición del fuego. El fuego  representa a Dios, su fuerza y su grandeza. Con esta luz anunciamos el triunfo de Jesús sobre la muerte, Cristo resucita para ser luz del mundo.
 El cirio representa a Cristo vivo y Resucitado cuya luz brilla en las tinieblas  e ilumina  nuestra vida.


D. Mariano  trazó con un punzón  en él una cruz. Luego marcó  en la parte superior alfa y en la inferior omega, entre los brazos de la cruz marca las cifras del  año.
A continuación entramos en procesión al Templo  acompañando a la Luz Pascual. Se encendieron  las luces y D. Mariano entonó el Pregón Pascua.


2. LITURGIA DE LA PALABRA
Esta noche la Liturgia nos ofrece un amplio repaso de toda la escritura, de toda la historia de la salvación, desde la creación.  Recordamos  las maravillas que Dios ha realizado para salvar a la humanidad y cómo al llegar los últimos tiempos, envió al mundo a su Hijo para que, con su muerte y resurrección, salvara a todos los hombres.
En este camino de vida los hombres reconocemos que muchas veces hemos elegido la muerte y lo seguro. Pero Dios no se cansa de nosotros porque es fiel. Permanece a nuestro lado como amigo y como compañero y siempre nos promete una esperanza. Él nos enseñó a llamar a Dios Padre y a recuperar un modo de vivir en plena libertad haciéndonos hermanos los unos de los otros.


3. LITURGIA BAUTISMAL
El agua es un signo de muerte y de vida. Nos purifica y nos limpia. Queremos que sea expresión de cómo nos incorporamos a Cristo en su paso de la muerte a la vida.
Recordamos  nuestro bautismo y pasamos todos  por la pila bautismal y renovamos las promesas bautismales y nuestra fe, como signo de que queremos seguir perteneciendo a esta gran familia de los cristianos, que queremos comenzar a ser, como Cristo es, luz en el mundo.

La Eucaristía es el momento culminante de esta noche. El Resucitado se nos da como alimento de vida eterna.
Vivimos  la Vigilia Pascual   con gran  júbilo,  saboreamos  y nos dejamos abrazar por la misericordia de Dios.




Al finalizar la celebración más importante del año, pasamos todos  al salón parroquial y compartimos un abundante ágape,, brindamos y nos felicitamos por la Pascua del Señor.
Una tarta gigante, una canción y una gran pancarta de felicitación  sorprendió y emocionó a D.Mariano en el 22 aniversario de  su ordenación sacerdotal.
Feliz Pascua de Resurrección!!